es Menú

JARDINES DE LA CONCEPCIÓN, UN PASEO POR LOS PULMONES DE MÁLAGA

El más bello jardín de Málaga

12 enero, 2016 Cultura, Naturaleza

Plantas carnívoras, tropicales, primitivas, acuáticas… Cada especie del Jardín de La Concepción tiene un origen distinto. Parece que durante el paseo de más de seis horas por sus veredas todos los ejemplares que lo conforman nos estuvieran susurrando una historia de aventuras de lejanos mundos y culturas.La Concepción, un paseo por los pulmones de Málaga

Y así nos imaginamos que fue este emocionante viaje que emprendieron los marqueses de Casa Loring, para hacerse con esta gran colección vegetal. Que en la actualidad es un legado universal para todos los visitantes a la capital a la Costa del Sol. Aprovecha para conocer una de las caras más desconocidas del turismo en Málaga.

Una luna de miel de 7 meses

Dicen que todo empezó como empiezan los grandes relatos universales. Cuando existe una inmensa ilusión en una historia de amor. D. Jorge Loring Oyarzábal y Dña. Amalia Heredia Livermore, marqueses de Loring, contrajeron matrimonio en 1950. Y emprendieron su viaje de novios. Solo que decidieron alargar su aventura hasta 7 meses para recorrer diferentes países de Europa. A diferencia de disfrutar de una luna de miel romántica de 15 días en un país exótico. Y es que, además de ser otros tiempos, los marqueses tenían una solvente posición económica. Y buenas relaciones que traspasaban fronteras.

Francia, Suiza, Alemania, Bélgica… La belleza de los parques y museos europeos cautivó a estos dos jóvenes. Que sentían un amor y sensibilidad especial hacia la cultura, el arte y la naturaleza. Esta fue la semilla de un gran proyecto que empezó a crecer en Málaga 7 años después. Y que hoy en día es herencia de todos los malagueños y de todos los viajeros que visitan la ciudad de la Costa del Sol, el Jardín Botánico de La Concepción.

El mejor jardín romántico de España

Aunque esta historia de amor parezca sacada de la ficción, es totalmente cierta. Y podemos darle forma paseando por La Concepción. Uno de los  jardines tropicales y subtropicales más destacados de Europa. Y el mejor jardín de corte romántico que ha llegado a España hasta nuestros días.

Sus plantas, originarias de los 5 continentes, provienen de distintos lugares. Muchas especies salieron de viveros franceses, belgas, holandeses y españoles de la época y otras llegaron a través de solicitudes a centros de investigación como el Real Jardín Botánico de Madrid y el Real sitio de Aranjuez.

Una selva tropical en la ciudad de Málaga

La Concepción es hoy en día uno de los jardines botánicos más importantes del mundo. Hace 165 años, cuando Jorge Loring la compró entre 1855 y 1878, solo era una unión de fincas. Ocupada por especies frutales propias de la calidez del sur. Olivos, cítricos, vides, almendros… un paisaje muy mediterráneo que empezó a pintar sus terrenos con aromas de otros mundos. Por el proyecto en común de los marqueses de Loring. Ambos personajes muy ricos, influyentes y cultos de la Málaga del S.XIX.

A su regreso de su particular luna de miel los Loring empezaron a repoblar estas tierras con las plantas más exóticas de los diferentes países que habían visitado. El jardinero francés Chamousst les ayudó en la selección de las especies y en su plantación. Y ya en el S. XIX comenzaron los reconocimientos y premios internacionales. Desde comienzos del siglo XX su visita era una recomendación en las principales guías turísticas extranjeras. Visitar sus caminos es como viajar por los 5 continentes en un solo día.

Escenario perfecto para el amor

En cualquier estación del año, durante el día o con fondo nocturno, los rincones de la concepción resultan mágicos y muy románticos. Por eso muchas parejas han elegido a estos jardines como telón de fondo para que sean testigos directos de su historia de amor, como ya hicieran sus creadores. Muchos enamorados se han pedido matrimonio allí y hay parejas que lo eligen como lugar para darse el sí quiero y celebrar su boda.

También son un buen escenario cinematográfico y publicitario. Muchos directores han elegido La Concepción como localización para sus películas. El puente de San Luis Rey (2003) de Mary Mcguckian, Erik, el Vikingo (1964) de Mario Caiano o Molokai, la isla maldita (1959) de Luis Lucia son solo algunos de los títulos.

Más de 2000 especies

Desde 1943 este lugar tan mágico es considerado Bien de Interés Cultural. Es aconsejable que planees con antelación tu visita, ya que con más de 2000 especies, en su mayoría de origen subtropical, sus territorios son inmensos. Puedes elegir diferentes rutas, como el itinerario de una hora y media “Las Joyas de la Concepción”, donde encontrarás lo más destacado. Aunque si te queda tiempo después puedes visitar los “Jardines Témáticos”, la “Ruta de los miradores” o la colección de palmeras, que destaca por ser una de las mejores de Europa y que aportan magia y misterio a este hermoso lugar.

Disfruta de la magnánima arboleda que reúne a bellas especies centenarias como magnolios, ficus, cedros, araucarias o cipreses y deja que te sorprendan sus bambúes, aves del paraíso, plantas acuáticas o el árbol más alto de la provincia, una araucaria de 45 metros. Y si quieres ver un espectáculo único que solo dura 15 días al año, visita La Concepción en primavera.

Entre finales del mes de marzo y principios del mes de abril las flores de la trepadora Glicinia toman un color lila. Visten el enorme cenador de hierro y trepan por los árboles centenarios. Llenando el aire de un embriagador perfume y creando una atmósfera mágica, romántica, decadente, deliciosa.

Te recomendamos

Tu naturaleza interior